domingo, febrero 10

Contrainteligencia en Redes Sociales: claves para una estrategia

Hace unos meses, en noviembre del 2012, tuvo lugar el 3er Congreso Internacional de Inteligencia al que acudí con mis queridos compañeros Felix Brezo y Yaiza Rubio. Los tres presentamos un paper con ganas de abordar nuevas reflexiones al respecto del control de la información que podría filtrarse a través de las Redes Sociales. Para acotar la reflexión pensamos que sería útil diseñar una estrategia específica para la empresa privada desde el punto de la Inteligencia Competitiva.

A la espera de que pueda ser leído en cuanto se publiquen las actas del congreso, me pareció buena idea comentar parte de nuestra reflexión inicial. Tal vez pueda servir como base para que otros analistas de Inteligencia construyan más conocimiento para la comunidad a modo de la ya tan nombrada "Inteligencia colaborativa" y en la que creo completamente.

Pero, ¿qué entendemos por “Contrainteligencia en las Redes Sociales"? Por nuestra parte decidimos tomar la definición de "contrainteligencia" del Glosario de Inteligencia del Ministerio de Defensa coordinado por Miguel Ángel Esteban  y adaptarla al nuevo medio. Habrá más definiciones, por supuesto.

Así pues consideramos que contrainteligencia en las Redes Sociales son "todas aquellas actividades dirigidas a anular el conocimiento que los servicios de inteligencia de empresas de la competencia traten de adquirir sobre aspectos esenciales del funcionamiento de nuestra compañía utilizando como fuente abierta a las Redes Sociales Virtuales"; nunca está de más recordar que "Inteligencia Competitiva" no es espionaje, aunque muchos decidan llamarla así.

Bien, aunque pueda parecer básico, decidimos organizar las claves de nuestra propuesta en dos dimensiones con la intención de hacerlo todo más sencillo:

Hablemos de una dimensión "interna".

Lo que has de decir, antes de decirlo a otro, dítelo a ti mismo. Séneca.

¿Podemos culpar a los demás de aquello que provocamos nosotros mismos? En un mundo tan proyectado hacia fuera, suele ser complicado recordar que la mayoría de las veces la fuga de información se debe a un descuido desde dentro. Una conversación poco cuidadosa rondada por oídos que no deberían escuchar, un empleado lleno de ira por una decisión de su jefe o por un lío con los compañeros, una alegría compartida por un nuevo proyecto o un nuevo cliente, etc.

Cuando hablamos de la dimensión "interna" hablamos de esa información que se filtra desde el interior de nuestra organización, la mayor parte de las veces de modo inconsciente. ¿Cuánto tiempo tardamos en compartir en twitter una emoción?

Veamos por ejemplo algunos de los casos publicados en el artículo 13 personas que perdieron el trabajo por un mensaje en Twitter en Periodista Digital.

Poco podía imaginar el señor The Connor que su mensaje en Twitter había sido leído por quien acababa de contratarle y que, evidentemente, le despidió al instante.
"Cisco acaba de ofrecerme un trabajo! Ahora tengo que sopesar entre la utilidad de un 'grueso' cheque y viajar a diario a San Jose para hacer un trabajo odioso"

¿Qué se puede esperar de un empleado al que acabas de contratar y que ya está diciendo que Cisco es una empresa aburrida y en la que no se crece profesionalmente? Evidentemente desde RRHH entendieron que esta situación podría suceder en más ocasiones y tal vez, incluso, con información que ponga en un mayor aprieto a la compañía.

Cierto es que todavía los Social Media no están tan implementados como para que todos los empleados estén expuestos al impulso de la emoción de publicar sus inquietudes en sus Redes Sociales. Sin embargo, poco a poco los "millennials" nos va relevando, y dentro de un par de décadas ocuparán prácticamente todos los puestos dentro de las organizaciones. ¿Qué pasará entonces?

Otro ejemplo claro es uno que me comentaron hace unos meses. Un despacho de abogados estaba celebrando la noticia de haber conseguido un cliente que no era exactamente de su especialidad. En el fervor de la alegría, decidieron especificar en su web con pelos y señales en una magnífica nota de prensa lo que habían conseguido. Está bien, ellos pensaban correctamente que comunicar ciertos éxitos podía atraer a nuevos clientes. Sin embargo lo comunicaron antes de tenerlo firmado y especificaron demasiado lo que habían conseguido. Esa nota de prensa la leyó la competencia, que sí estaba especializada en lo que habían conseguido. Resultado: les robaron el cliente. Por eso insisto siempre en lo importante que es tener una buena estrategia de comunicación online para aprovechar lo mejor de la Red sin que se nos vuelva en contra.

Por lo tanto, las acciones generadas desde la estrategia deben orientarse a encauzar positivamente los flujos de información que pasan a través de cada uno de los empleados. Todos los miembros de la organización son nuestros agentes defensivos, son imprescindibles, y por tanto debemos cuidarlos y educarlos hacia una cultura de seguridad mínima que ayude a evitar ciertos riesgos derivados de una competencia cada vez más agresiva.

Reflexión:  ¿nos monitorizamos a nosotros mismos como si fuéramos la empresa de la competencia?

Hacia una dimensión "externa".

La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la más fácil es hablar mal de los demás. Tales de Mileto.

Creo que prácticamente todos los lectores de este blog estarán familiarizados con lo sucedido con PEPSI y los "restos de bebés abortados". Sino, invito a ver el vídeo de una cadena conocida de televisión en España, donde se sugiere que PEPSI contrata los servicios de una compañía de investigación para alimentación que promueve e incita los abortos asistidos con la intención de usarlos en investigaciones que faciliten "el mejor sabor a las bebidas".

Independientemente de si es o no real y hasta qué punto, podemos imaginarnos que los responsables de RSC y legal de la compañía deben estar durmiendo muy mal por todo lo que están dando de qué hablar, sea cierto o no.

Es la clave del Social Media... Que siempre hay alguien dispuesto a hablar por ti o de ti y con la capacidad de viralizar a través de la Red a gran velocidad. Y si además tenemos en cuenta que cada vez más periodistas la utilizan como base para sus noticias, pues podemos encontrarnos con situaciones de desinformación tan bochornosas como la del periódico de EL PAIS emocionado por publicar una foto de Chavez moribundo. A pesar de todo, todos nos equivocamos y, a mi humilde entender, han sabido gestionar muy bien el error a través de la transparencia y su deseo innato de querer informar, incluso sobre la noticia que ellos mismos han generado desafortunadamente sin querer.

La dimensión "externa" mira hacia fuera, hacia lo que hablan de nosotros, sea bueno, malo, neutral, alineado con la imagen que queremos transmitir o no. Por tanto, las medidas de este plan estratégico son medidas dirigidas a conocer lo mejor posible el entorno con el que interactuamos: en este caso las Redes Sociales.

La monitorización y la detección de aquellos perfiles de las Redes Sociales que podrían dañar de algún modo a nuestra organización se vuelve crucial para hacer saltar las alarmas cuanto antes o para ser proactivos en el levantamiento de muros defensivos. Hacer un análisis de "Quien es quién" podría ser una herramienta muy útil.

En este sentido, esta semana he conocido una herramienta muy especial. Es de la gente de FutureSpace y ya les he dicho entre bromas que estaría bien que prepararan una licencia usuario. A mi humilde modo de ver, es una herramienta mucho más interesante que la de Radian6.

Si alguien conoce alguna buena herramienta gratuita de monitorización de Redes Sociales le agradecería que la compartiera en los comentarios de este blog ;-)


Sigamos. Tras valorar las claves que consideramos imprescindibles en el desarrollo de una buena estrategia de contrainteligencia en las Redes Sociales elaboramos el siguiente cuadro generalista como guía.

La "verdadera Inteligencia" está en saber aplicarlo adecuadamente a cada organización en función de su propia naturaleza. Pues ninguna es igual; son trajes que deben configurarse "a medida" con capacidad prospectiva.



De este cuadro quizá sorprendan algunas reflexiones, como el hecho de crear una Red Social propia. Es una idea inspirada en la propuesta de Andrea Carvalho en su publicación: Comunidades virtuales y producción de Inteligencia Económica y Competitiva. Que nos recuerda que a veces no se puede ir contra la corriente, sino que debemos estar despiertos en las reflexiones sobre cómo aprovecharla lo mejor posible.

Sea como fuere, me gustaría cerrar esta reflexión de hoy recordando que por muy perfecto que sean los planes de contrainteligencia y por muy cerrada que sea la seguridad, "no se pueden poner puertas al mar"... Y cuanto antes lo comprendamos, antes aprenderemos a interactuar sin dolor con el Social Media.

Si te ha interesado este artículo, y quieres unos pequeños consejos básicos, tal vez quieras leer: "Contrainteligencia y Reputación".

Puedes conocer un poco más desde el punto de vista de la Seguridad Económica con el magnífico trabajo de Hugo, director técnico de la empresa IDInteligencia.

Por favor, si vas a utilizar esta información cita este blog y a su autora. Muchas gracias. ¡Potenciemos la Inteligencia Colectiva sin dañar a los autores!

Publicar un comentario
Comparte información para Análisis de Inteligencia usando el hashtag en Twitter #esINT. Seguro que tú también tienes mucho que aportar.

Recíbelo por email

Archivo